PÂTISSERIE

Open House

Samuel D’Ippolito (Liége, Bélgica)
Matías De la Guerra (Salta, Argentina)
Laurent Poisson (Bruselas, Bélgica)

ZI Residencia · Mayo · Junio · Julio 2021

Pâtisserie.
El rumor sobre el nuevo lugar en el barrio con nombre extranjero.

La Pâtisserie abre en Zona por poco tiempo para recibir su clientela, su público, sus veci- nos, sus colaboradores.

Una Patisserie activada y amasada por Matias, Loló, y Samuel. Te invitan a pasar.

Delicadezas hechas en sus hornos, arregladas con las manos, amasadas con las ganas. Sim- ples, terminadas y sin pulir, Raw. Directo de la voz de alguien a una cerámica.

Entrar en una Pâtisserie organizada para que sientas un recuerdo de estar vivo en arcilla. Que mires un objeto petrificado y realizado por otro, pensado por otro, detectado por otro. Es también tuyo y recuerdes el tuyo, lo sientas.

La residencia en Zona de los tres artistas compartiendo el espacio con otras personas hici- eron resaltar algunos aspectos de la vida cotidiana, este interés por los pequeños útiles que crean el día a día, la comodidad en la cotidianidad.

Las piezas colaborativas de Matias y Loló, recién sacadas del horno, dibujos sobre cerámi- cas con formas sugerentes, nos recuerdan y refuerzan la importancia de elementos particu- lares de nuestro entorno, de las cosas que habitan con nosotros el hogar, y complementan nuestras acciones. Escuchando a las personas cuáles eran las suyas, algunas pasaron a formar parte de esta exhibición. No será el mismo objeto, es otra versión pero son comunes, de todos.

Samuel y su ritual muestran un trabajo de tintes arqueológicos. Lo que parecía ser algo irre- cordable, algo inmaterial para siempre, ganó su lugar en esta Patisserie. Dispuestos con sus fechas, integrantes y lugar, las arcillas partícipes son activadoras conscientes de encuentros. Saludos o roces, con el codo, con los dedos, cachete con cachete, entre los pechos, dedos o encuentros de a muchos, muestran como lo efímero de la interacción se activa. Transformando gestos y saludos en una arcilla con rastro de un lazo humano.

Entrar en esta Patisserie es parte de un juego. Creado para que sientas un recuerdo de estar vivo hecho en cerámica. Conectamos lo común y lo cotidiano con la sensación de recordar, de sentir en la mano el reflejo de las interacciones con las cosas para pensar en un recuerdo colectivo.

Valentino Caruso