.
.

AJunio 2011 / Arte

LUCRECIA URBANO - ESPACIO UNA OBRA
Jolie

Flores de vidrios delicadamente ubicadas en las paredes del salón de Jolie. Lucrecia combina su mano de artista con la cocina del lugar para lograr una exquisita síntesis experiencial. La artista crea naturaleza artificial con vidrios reciclados de botellas de agua y vino. Lo desechado se resignifica en la belleza y en el arte creciendo un jardín florido y frágil, etéreo y sutil, coloreado y transparente, delicado y peligroso. Vidrio y cristal combinan belleza con una cualidad de riesgo, cuestionando los lugares del límite.

 

JOLIE BISTRO I Conde 2036 I Belgrano R I www.joliebistro.com.ar I 45 51 07 66

Lucrecia crea naturaleza artificial con vidrios reciclados de botellas de agua y vino consumidas en el mes de abril. Lo desechado se resignifica en la belleza y arte y
crece un jardín florido y frágil, etéreo y sutil. Coloreado y transparente, delicado y peligroso.

Flores que atrapan el sol en la mañana y el reflejo de las luces en la noche y la esparcen por el salón creando una extraña fotosíntesis, que absorbe luz y refleja belleza.

Pero la pasión de Lucrecia excede la obra. Ella también realiza una importante labor de acción social en su taller, dictando clases de arte a 40 niños en un barrio
carenciado y así surge una nueva oportunidad de florecer, de colaborar y compartir, de rehacer y repensar. De ver en cada semilla la oportunidad de miles de frutos.


Fabián Trigo


 


Lucrecia Urbano - Naturaleza Artificial

por Graciela Taquini *

Desde el punto de vista conceptual se trata de una instalación donde se complementan en acción y reflexión el concepto de naturaleza artificial. No es casual que este
motivo de lo natural se haya transformado en una tendencia recurrente en la historia del arte argentino de los últimos años sobre todo en obras que cruzan el arte con
algunos procesos tecnológicos. Se trata de la creación de un jardín, que es una prolongación de su proyecto de huerta urbana que realiza en su Taller de Zona Imaginaria
en San Fernando, de su compromiso social con sus vecinos y con los obreros de una fábrica de cristal fino en Ezpeleta, una fábrica recuperada por una cooperativa de
obreros después de la crisis del 2001. De esta manera conjuga sus propias técnicas y materiales. Sus vecinos del Taller Zona Imaginaria han colaborado trayéndole
botellas de vino y cerveza que ella recicla fundiendo en el alto horno, el vidrio vulgar e utilitario en una hibridación simbólica entre Alta y Baja cultura, entre materiales
nobles y desechos urbanos. Lucrecia Urbano realiza todo el circuito manipulando un material que permite todos los estados de la materia. Vidrio y cristal combinan
belleza con una cualidad de peligro, de riesgo, cuestionando los lugares del límite. La ambigüedad entre los orígenes de los elementos y materiales crea una zona
de misterio, otra zona imaginaria.

 

extracto del texto de la muestra Punto de encuentro, realizada en 2010 en Sala C -  del Centro Cultural Recoleta ,

...................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................

Zona imaginaria | Chile 3386, CP 1644, Victoria, San Fernando, Buenos Aires, Argentina | Tel: + 5411- 4714-3618 | info@zonaimaginaria.com.ar